Inspección, Vigilancia y Control a IPS que ofertan el servicio de urgencias en el Municipio de Montería

La Secretaría de Salud y Seguridad Social Llevó a cabo proceso de inspección ocular nocturno a instituciones prestadoras de servicios de salud que ofertan el servicio de urgencias en el Municipio de Montería, con el fin de evaluar la prestación del servicio de salud que le brindan a los usuarios.

En la noche del día jueves 9 de octubre funcionarios del equipo de auditoría de la Secretaría de Salud y Seguridad Social, en compañía de la Personería Municipal y Defensoría del Pueblo, se llevó a cabo el proceso de Inspección Vigilancia y Control Ocular a algunas de las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud que ofertan el servicio de urgencias en el Municipio de Montería.

El propósito principal de esta actividad, era evaluar la oportunidad, la accesibilidad y la garantía de la atención de salud que vienen prestando estas instituciones a la comunidad en general, no solo a los usuarios afiliados a las EPS del régimen subsidiado sino a la población afiliada a todos los regímenes de salud.

Este proceso se llevó a cabo en cumplimiento de las obligaciones que en materia de Dirección, Inspección y Vigilancia y Control que otorga la normatividad Colombiana a los entes territoriales municipales de salud, específicamente el Artículo 48 de la Carta Política: “la seguridad social es un servicio público de carácter obligatorio que se prestará bajo la dirección, coordinación y control del Estado, en sujeción a los principios de eficiencia, universalidad y solidaridad, en los términos que establezca la ley”. La Ley 715 de 2001 en su Artículo 44.1.3. Competencias de los municipios en el sector salud “Gestionar y supervisar el acceso a la prestación de los servicios de salud para la población de su jurisdicción. La Circulares Externas 054 del 2009 y la 006 de 2011 emanadas por la Superintendencia Nacional de Salud. “Competencias de inspección, Vigilancia y Control de los entes territoriales Departamentales, Municipales y Distritales en las Áreas de Prestación de Servicios de Salud, Aseguramiento de la Población al Sistema General de Seguridad Social en Salud, Salud Pública y Financiamiento del SGSSS”.

El resultado de este proceso comprobó una dura realidad que vienen viviendo día a día toda la población en general, ya que independiente de su régimen de afiliación desde ya hace varios meses atrás, la crisis se agudiza debido a una serie de factores como:

  • La Falta de capacidad instalada en la mayoría de las instituciones prestadoras de servicios de salud, ya que el número de población atendida es mucho mayor a la capacidad habilitada ante la Secretaría Departamental de Salud para este servicio.
  • Infraestructura hospitalaria obsoleta y en pésimas condiciones, ya que en algunas instituciones se evidencian obras inconclusas o aun en ejecución a un ritmo demasiado lento, situación que en su mayor parte atenta contra la calidad de la atención de la población y pone en riesgo su integridad física.
  • Falta de implementación de procedimientos de obligatorio cumplimiento y ejecución como el TRIAGE (Clasificación de los pacientes con base a su grado de urgencia) ya que se logró evidenciar que en la mayor parte de IPS visitadas, el 67% no cumplían con este requisito y que el 33%restante, lo hacía de manera no correcta ya que los tiempos de valoración eran demasiado extensos, más de 60 Minutos de espera por paciente con resultado TRIAGE 2, situación que pone en riesgo la salud y la vida de la población que allí consulta; debemos de recordar que estas instituciones deben de contar con personal asistencial calificado en este procedimiento las 24 horas del día.
  • Otros de factores que influyen en la atención no oportuna de la población en esta municipalidad, es que la mayor parte de estas IPS tienen suscritos contratos de prestación de servicios de salud con EPS del régimen subsidiado que operan en municipios de departamentos como Antioquia, en donde la referencia de atención en salud de la zona del Urabá antioqueño y el bajo Cauca, afectan la capacidad instalada de nuestras instituciones, ya que realmente se evidencia que éstas no cuentan con la capacidad suficiente.

Además no podemos olvidar la asignación de población que venía afiliada a EPS Comfenalco la cual se encuentra liquidada, población que fue distribuida y asignada en otras EPS; obviamente aumentando el número de usuarios, y por ende el desbordando de su capacidad instalada según su red de prestadores de servicios de salud.

De los hallazgos más significativos, fueron pacientes que se encontraban a la espera de ser trasladados o remitidos a otras instituciones, desde ya hace aproximadamente doce (12) días después de ser atendidos en el servicio de urgencias, siendo el caso de usuarios afiliados a la EPS Saludcoop, está en medida de intervención y falta de personal médico asistencial en el servicio de urgencias para la mayoría de estas IPS, ya que en el momento de la verificación, en promedio sólo se encontraba un solo médico y cuando se enteraron de las visitas fue llegando el personal asistencial que se encontraba disponible para ponerse frente a la situación.

“Como entidad municipal encargada de gestionar y supervisar el acceso a la prestación de los servicios de salud para la población de nuestra jurisdicción, debo de informarles que contamos con el apoyo de todas estas instituciones, no se presentaron dificultades en el acceso a las IPS y la información solicitada por el equipo auditor”.

Continuaremos con este tipo de procesos no sólo en horas de la noche sino en el horario diurno, ya que tendremos que exigir a las EPS que cumplan con la normatividad exigida frente a la capacidad instalada de su red prestadora, recordemos que si estas EPS contratan con determinada IPS la exigencia principal es la evaluación de la capacidad instalada para atender la población asignada.




Además estaremos orientando y capacitando día a día al usuario, con el fin de que conozcan los espacios para tramitar sus peticiones, quejas, reclamos y sugerencias ya que la mayor parte de los usuarios no lo hacen ante esta Secretaría de manera escrita; en promedio sólo se radican tres (3) quejas día por mala prestación de servicios de salud, situación que es más preocupante en entidades como la Personería y Municipal y la Defensoría del Pueblo, en donde el promedio de quejas es mucho mayor”. Argumentó Marcela Valverde Ganen, Secretaría de Salud.